Seleccionar página

Los empresarios del sector turístico demandan bajada del IVA, incentivos fiscales, ayudas directas y tests rápidos para evitar que la Navidad sea una ruina

Blanca López

Con el bloqueo de los test de antígenos o test rápidos, sin rebajas del IVA ni otros incentivos fiscales, sin ayudas directas, y solo con créditos, básicamente a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), en el sector turístico se habla de pérdidas monumentales que podrían alcanzar los 106.000 millones de euros —según datos de Exceltur—, dejando el turismo al nivel de la España de 1995.

Actualmente, en España solo hay abiertos un 15% de los hoteles, cuya capacidad de aforo se ha reducido, además, al 10%, pues este es el porcentaje de camas que se abren para el viajero. La próxima campaña de Navidad está a la vuelta de la esquina, pero sin el eficiente y comercial puente de la Constitución y con prácticamente España entera con cierre perimetral, las expectativas no son optimistas. Por esa razón, el sector urge al Gobierno a tomar medidas. Una de las más sonadas es la posibilidad de practicar tests rápidos de antígenos para dar más seguridad a la movilidad.

El mejor ejemplo de la buena respuesta de los antígenos es Canarias, donde el turismo había empezado a despegar antes del decreto del Gobierno, que establecía que las PCR son las únicas pruebas válidas para viajar a España desde el extranjero. Sin embargo, las PCR no se hacen en todos los países de Europa, permaneciendo estas restringidas a personal sanitario y enfermos, como es el caso de Alemania. De esta manera, los tests de antígenos se presentan como una opción rápida y barata para atraer al turismo extranjero y nacional. 

EQUIPO GRUPO VISTO

Share This
Abrir chat