En conciencia se debería titular este escrito algo así como “Las ínfulas de un estado bananero”; bien por respeto, bien por principios, bien por educación, no lo hemos nombrado así.

Nuestra motivación, queridos lectores, es la publicación de Orden ministerial del día 13 de
enero con efectos el 14 para modificar una obligación de presentación documental. Dicha
obligación consiste en la presentación de impuestos el día 15 de enero para que sean
domiciliados en las cuentas de las empresas y autónomos el día 20.

La Orden ministerial expone que, a causa del temporal de nieve “Filomena”, los que hayan
sufrido su ira, podrán presentar los impuestos hasta el día 18 de enero a las 15h, que es el
mínimo que permiten las entidades bancarias para que lleguen los recibos el día 20.

Si para las ruedas de prensa de la Ministra ya necesitamos un traductor, para estas órdenes
no basta con el traductor de Google; es realmente un ataque al buen gusto, a la redacción
básica de documentos. Es ininteligible, está mal escrito y es burdo. Imaginamos que todo se
contagia.

Aparecerá un político, o política (muñequito de asombro), medallista olímpico, u olímpica,
informándonos de lo majos que son… ¡Por no hacer nada! ¡No ayudar en nada! ¡Por dar
más trabajo a los asesores y gestores!

Nosotros no podemos transmitirlo con mayor claridad: Si no vas a ayudar, no estorbes.

PS. Filomena: Pobrecita mía, te van a cargar todo a ti. Yo que tú, los denunciaba.

Equipo de Grupo Visto

Share This