El turismo rural no desfallece a pesar de las restricciones y la ausencia de movilidad internacional

El sector turístico cerrará 2020 con pérdidas del 75% o del 76% en visitantes internacionales, además de en gasto turístico, según el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, lo que supondría perder 63 millones de turistas en un año. Un duro golpe para la Ciudad Condal, pues el turismo representa un 12% del PIB de la provincia y unos 150.000 puestos de trabajo.

Sin embargo, aunque el turismo exterior se ha desplomado, las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural no han echado el freno. El turismo rural sobrevive a la pandemia y este pasado octubre, en plena segunda ola de la pandemia del coronavirus, escala un 24,5% respecto al año anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Aunque las pernoctaciones totales en apartamentos turísticos cayeron por la falta de demanda extranjera, hubo más visitantes nacionales que sirvieron de acicate para el sector.

GRUPO VISTO

Share This